CÓMO VIVIR UNA BUENA VIDA

CÓMO VIVIR UNA BUENA VIDA

1 ¬ Alguien muere. Un matrimonio termina. Un proyecto fracasa. O un trabajo se pierde.

¿Son eventos buenos o eventos malos?

Eso lo decides tú.

Si alguien cercano muere, es posible que la muerte, aunque dolorosa, signifique el fin del sufrimiento. Un divorcio puede ser un episodio difícil, pero en el largo plazo podrá convertirse en una decisión acertada. Un proyecto que fracasó tal vez nos abra la puerta a algo mejor. Y un despido, puede que nos ofrezca la oportunidad de darle un giro a nuestra profesión.

2 ¬ “La historia será generosa conmigo, puesto que tengo la intención de escribirla” dijo Winston Churchill, mostrando la opinión que tenía de sí mismo.

Todos tenemos la habilidad de escribir nuestra historia. Y determinar lo que un evento representa para nosotros. La historia que se escribe después de cada evento, forma el progreso. El progreso significa el constante deseo de ser una buena persona.

En cierta medida, todas las personas sabemos de filosofía, porque las historias que escribimos, le dan forma a nuestra filosofía personal.

Sé que prefieres una filosofía que te empodere sobre un filosofía que te debilite. Para lograrlo, debes entender que la realidad se interpreta con las gafas del pensamiento.

3 ¬ He conocido personas desdichadas rodeadas de privilegios. He visto personas felices en la más absoluta miseria. No quiero decirte que aquel con riqueza no sabe vivir y, que no tener una moneda es un requisito indispensable para lograr la felicidad.

Lo que busco explicar es que lo único que importa es tu percepción de las cosas.

Todo lo que posees es un medio. Recuérdalo: todo lo que posees es un medio.

Tu objetivo es ser una buena persona. Una buena persona contigo y los demás.

4 ¬ “Si quieres hacer la paz con un enemigo, tienes que trabajar con tu enemigo. Entonces se convierte en tu compañero.” Fue el pensamiento que dominó las acciones de Nelson Mandela, después de 27 años de prisión. No quiso venganza. Quiso reconciliación. Fue difícil. Las cicatrices en Sudáfrica eran profundas y causaban dolor.

Lo que piensas en algún momento, se hace real por medio de tus acciones. Si tu pensamiento te dice que el problema es insuperable, tus acciones quedaran cortas de alcance y el problema seguirá frente a ti creando un obstáculo. El pensamiento que impide tu desarrollo es un pensamiento saboteador. El pensamiento saboteador hará lo que sea para seguir existiendo y darse la razón.

“Es que no debo”.

“Necesito pedir permiso”.

“No tengo el talento”.

El pensamiento saboteador te dice que es más seguro volar bajo, lejos del sol o caerás del cielo tal como fue advertido Ícaro por su padre Dédalo. La seguridad de volar bajo es la seguridad de evitar el brillo. Es la falsa seguridad de volar en el escondite de la esquina del escritorio, de la preparación continua y de las interminables licenciaturas y maestrías.

El pensamiento saboteador es tu enemigo. No lo rechaces. Haz las paces. Conviértelo en tu compañero. Vuela alto. Y vuela con él.

5 ¬ Demóstenes sería el orador más grande de la historia. Pero él no lo sabía. Débil. Enfermo. Privado de la herencia de su familia. Incomprendido. Nadie esperaba nada de él. La vida era injusta. La vida era incorrecta. Pero era la vida que le tocó. Y Demóstenes, contra todo pronóstico, la quiso vivir.

Se entrenó a sí mismo en la conversación, escuchando e imitando a los oradores que admiraba. Entrenó su voz, su expresión y su argumento. Cada momento era una oportunidad de mejorar su conversación. Su meta era convertirse en la persona que deseaba ser y escapar de lo que se supone que era. Lo hizo. Canalizó su debilidad y la convirtió en la fuerza de su palabra. Transformó su desdicha en la ferocidad de su persistencia.

Sus acciones estuvieron por encima de su desgracia.

Tú tienes el poder de elegir lo que es una desventaja. Escapar de las desventajas es elegir el lado equivocado del camino que debes recorrer, si buscas convertirte en la persona que deseas ser.

Siempre tendrás la opción de encarar los obstáculos y vivir una buena vida.

Queda una última pregunta que debes responder:

¿Lo harás?

#PiensaFueradelaSilla

[1] Forma parte de las 235 personas que reciben las notas de audio de Piensa Fuera de la Silla,

[2] son ideas diarias con alto valor estratégico, con el objetivo de ponerte en un lugar de ventaja.

[3] Son audios directos a tu celular por Whatsap.

[4] Para recibirlas gratis, agrégame primero a tu lista de contactos como Raúl Gabino. Este es mi número: +52 1 8341309459 y

[5] envíame un mensaje con tu nombre completo para decirme que te quieres inscribir. Espero tu mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *