El capitán de tu barco

El capitán de tu barco

Eres capitán de tu barco.
 
Algunas aguas las navegarás con cargas valiosas.
 
Otras lo harás con un equipo modesto.
 
La pericia del capitán no la determina el valor de su carga.
 
El capitán debe concentrarse en la navegación.
 
Nunca concentrarse en su cargamento.
 
Porque de hacerlo, dará importancia a lo que no es relevante.
 
Y restará relevancia a lo que de verdad importa.
 
El hundimiento del barco inicia cuando el capitán sigue el canto del prestigio.
 
El canto del prestigio brota de la garganta del ego.
 
El ego es la sirena que nos quita el buen juicio.
 
Es pretender que nadie te supera al mando.
 
Que no hay navegante a tu altura.
 
Y que todo lo bueno lo provocas tú.
 
La perspectiva cambia con el orgullo.
 
Y desde el orgullo nada es comparable al esfuerzo que haces.
 
En el río, los navíos parecen grandes.
 
En la inmensidad del mar, toda embarcación es pequeña.
 
Que no te ocupe la carga del navío.
 
Que no te preocupe el tamaño del barco.
 
El deber es navegar en la paz y atravesar la tormenta.
 
Sin importar la dificultad, el capitán verdadero lo es en cualquier tiempo.
 
#PiensaFueradelaSilla
 
Por: Raúl Gabino Quilantán
 
[1] Forma parte de las 235 personas que reciben las notas de audio de Piensa Fuera de la Silla,
 
[2] son ideas diarias con alto valor estratégico, con el objetivo de ponerte en un lugar de ventaja.
 
[3] Son audios directos a tu celular por Whatsap.
 
[4] Para recibirlas gratis, agrégame primero a tu lista de contactos como Raúl Gabino. Este es mi número: +52 1 8341309459 y
 
[5] envíame un mensaje con tu nombre completo para decirme que te quieres inscribir. Espero tu mensaje.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *