EL PROBLEMA DE LOS INTELIGENTES

EL PROBLEMA DE LOS INTELIGENTES

Muchos inteligentes compiten en un lamborghini, mientras los demás ganan a caballo. 

Su inteligencia es una ventaja desaprovechada. Se obsesionan con detalles en lugar de concentrarse en los resultados. Vulneran su estima porque siempre evalúan sus acciones con la mayor dureza. 

Corrigen el rumbo constantemente, ya que sienten que son buenos en muchas cosas. Avanzan y los caminos que encuentran son tan distintos. Hasta que confundidos, se quedan inmóviles con la cabeza llena de dudas y los zapatos cargando polvo. Esperan inmóviles la respuesta correcta. Cuando la respuesta se encuentra en el camino. El camino que no disfrutan ya que piensan en la acción siguiente, la siguiente, la siguiente. 

El problema de los inteligentes es pensar mucho. Repasar una y otra vez cada parte del plan. Es analizar, dormidos y despiertos, lo que puede salir bien y lo que puede salir mal. El mejor resultado es el que se vuelve real. 

El problema de los inteligentes es el eterno potencial de una ejecución postergada. Por su cabeza flotan cientos de ideas y ninguna de ellas es aterrizada. Parece que el tiempo pasa sin problemas porque pueden empezar el proyecto de su vida en cualquier día. Con preocupación, pasan los días y no empiezan. 

¿Qué sucede?

¿Por qué la inteligencia se vuelve en su contra?

Es hora, inteligente, de replantear tus prioridades y desconfiar de tu inteligencia. 

HAZ QUE LA MAGIA EXISTA

Soy una persona muy despistada. Por lo que necesito tomar apuntes. Al final de cada reunión, escribo una lista de todas las personas presentes. Escribo además, los asuntos tratados. De vez en siempre, alguien suelta un concepto que desconozco. Lo apunto y utilizo la poderosa herramienta de googleo para conocer su significado. Hago un glosario y llevo mi acordeón. Busco ejemplos y trato de explicarme cada punto en voz en alta. 

La magia sucede cuando asistes a la siguiente reunión, sin depender de tu memoria. Todo lo llevas escrito. Con una hoja de papel de apoyo, resulta innecesario ser listo. Incluso tu participación ya va preparada y ensayada.

PRIMERO LA ESTRATEGIA, DESPUÉS LA TÁCTICA

Cada día me repito lo siguiente: “ traduce tus problemas al lenguaje del dinero”. Mis recursos no son ilimitados. Es una situación de estrategia. 

Es más valioso el tiempo que el dinero. Porque el tiempo jamás se recupera. Mi estrategia es enfocarme en conseguir tiempo para hacer lo que amo. Y dejar que alguien haga lo que no me gusta. La táctica es delegar lo posible. Parece difícil. Los inteligentes se dicen: “nadie puede hacer las cosas como yo”. Exacto. Que no se hagan las cosas como las haces. Así podrás cubrir los puntos ciegos que ni siquiera sabes que existen.

NO ES DE INTELIGENTES MANTENERSE MUY OCUPADOS

Hoy estoy en mis treinta. Si tengo suerte y mis padres viven hasta los noventa años, tendré veintiocho años para disfrutar del tiempo con ellos. Pero no los visito todos los días ya que vivimos en ciudades diferentes. En el mejor de los casos, los veo en promedio siete veces por año. De seguir con suerte, tendré oportunidad de verlos ciento noventa y seis veces más. 

En el caso de mi sobrinas, ellas tienen tiempo de sobra. Más del que yo tengo. Con suerte (digo con suerte, porque los accidentes y las enfermedades suceden), es probable que viva hasta los noventa años. Si considero el mismo promedio de visitas a mis padres, tal vez pueda verlas, trescientas setenta y un veces.

El resultado de mi corto análisis es que el tiempo es precioso. Y parece que no es de inteligentes mantenerse muy ocupados.

#PiensaFueradelaSilla

Por: Raúl Gabino Quilantán

[1] Forma parte de las 240 personas que reciben las notas de audio de Piensa Fuera de la Silla,

[2] son ideas diarias con alto valor estratégico, con el objetivo de ponerte en un lugar de ventaja.

[3] Son audios directos a tu celular por Whatsapp.

[4] Para recibirlas gratis, agrégame primero a tu lista de contactos como Raúl Gabino. Este es mi número: +52 1 8341309459 y

[5] envíame un mensaje con tu nombre completo para decirme que te quieres inscribir. Espero tu mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *