HAZLO antes de necesitarlo

HAZLO antes de necesitarlo

Haz ejercicio antes de que el médico lo indique.
Deja el cigarro antes de sentir el daño.
Relájate antes de caer presa del estrés y el cansancio. Porque el cansancio se acumula y se convierte en ansiedad. 
Come un poco antes de salir por la mañana, aunque no tengas hambre. Es mejor vivir lo inesperado con el estómago satisfecho.
Ayuda a los demás antes de sentirte aislado ya que la soledad es un buen lugar para visitar, pero no para quedarte.
Construye mejores hábitos antes de que los hábitos que te dañan te destruyan.
Exígete hoy; hazlo antes de que la vida lo haga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *