La lengua del pájaro carpintero

La lengua del pájaro carpintero

La poesía no sirve para buscar empleo. 

La oratoria es algo de primarias y secundarias. 

La filosofía es paja, yo lo que busco son ultra hacks de emprendimiento. 

Debo decir que todo lo anterior tiene algo de razón. 

Y al mismo tiempo, es una equivocación. 

Tienes razón al pensar que el poema Muerte Sin Fin, no te conseguirá el empleo que buscas. 

Tienes razón al deducir que la oratoria es algo que se practica en escuelas. 

Y tienes razón al creer que la filosofía es una pérdida de tiempo. 

Tienes razón hasta que te das cuenta de que el prepararte en lo que no necesitas, te da ventaja sobre los demás. 

Tengo la siguiente teoría: lo que no necesitas, te ayuda a prepararte en las profesiones que son difíciles de definir. 

¿Cómo defines la profesión de Seth Godin?

En apariencia es un mercadologo. En el fondo, hay mucho de la filosofía budista en su contenido.  

¿Cómo defines la profesión de Yuval Noah Harari?

Su biografía dice que es profesor de historia en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Y en sus libros, habla acerca de asuntos tecnológicos tan avanzados, que parecen ciencia ficción. 

Vayamos más allá. A la cumbre. Hablemos de Leonardo Da Vinci. 

Te pido que leas con atención lo siguiente:

“Describe la lengua del pájaro carpintero” 

Va de nuevo:

Eso fue algo que escribió Leonardo en uno de sus cuadernillos. Una de las mentes más brillantes de la historia, se preocupaba por saber acerca de la lengua del pájaro carpintero. 

En sus cuadernillos, anotó otras preguntas más ambiciosas: 

“¿Qué nervio hace que los ojos se muevan de tal forma que el movimiento de uno se transmita al otro?”.

“Describe el principio del ser humano cuando está en el útero”. 

La agudeza de Leonardo respondía al fruto del esfuerzo. Es el resultado de mirar al mundo con mayor curiosidad y atención. 

“Si desean conocer las formas de las cosas, empiecen por sus detalles y no pasen al segundo hasta que hayan fijado el primero en la memoria”; escribió.

Pienso que no era la lengua del pájaro carpintero lo que le importaba a Leonardo. Era la oportunidad de ejercer su entrenamiento mental lo que buscaba. De hecho, aquí lo puedes comprobar. Mismo que lo llevó a deducir los principios del vuelo. 

El proceso que lo llevó a preguntarse por la lengua del pájaro carpintero, le abrió la puerta al entendimiento de los principios del vuelo. 

Ahora dime: ¿cómo te preparas para algo que no existe?

Si le preguntas a Rodolfo Neri Vela, el primer mexicano en el espacio, si su sueño era ser astronauta, su respuesta será: claro que no. 

Y esto es simple. Cuando él era niño, no había astronautas. 

Es raro prepararte para lo que  no conoces. Aunque deja de ser raro al entender que son más las cosas que desconoces.  

La poesía no sirve para buscar empleo. Sirve para crear algo nuevo.

Si yo no hubiera estudiado poesía, oratoria y filosofía; no tendría esta conversación contigo.

Regresemos a la última pregunta: ¿cómo te preparas para algo que no existe? Interesándote por la lengua del pájaro carpintero. 

#PiensaFueradelaSilla

#AtletaMental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *