LA RECOMPENSA DE CUMPLIR TUS SUEÑOS

LA RECOMPENSA DE CUMPLIR TUS SUEÑOS

Tu sueño es cantar.
Tu sueño es escribir.
Tu sueño es bailar.
Tu sueño es actuar.
Tu sueño es enseñar.
Tu sueño es trascender.
 
Te advierto: tu sueño no es suficiente.
 
Quédate en el sillón y espera por una invitación a protagonizar una película.
Quédate en el sillón y espera por un contrato para escribir un libro.
Quédate en el sillón y espera por capital para empezar tu proyecto.
 
¿Sucedió algo?
 
Te lo dije: tu sueño no es suficiente.
 
Ahora sal y toca la puerta de una compañía de teatro.
Ahora sal y toca la puerta de una editorial.
Ahora sal y toca la puerta de un inversionista.
 
¿Sucedió algo?
 
La apreciación de los resultados de tu esfuerzo no te pertenece.
 
Tal vez tocaste cien puertas antes de llegar a la última.
Tal vez llegaste con sueño, cansancio, nerviosismo.
Eso no le importa al que cuida la puerta, controla el paso y te dice no, por aquí no entrarás.
 
Una opción es bajar los brazos y rendirse. Nadie te juzgará. Al contrario. Recibirás palabras que te dirán descansa, por lo menos lo intentaste, mejor construye un patrimonio para tus hijos, ya no arriesgues tu futuro, no hay peor lucha que la que no se hace. De tal forma que aceptas el compadecimiento del mundo. Eso es lo que recibirás porque con eso te conformarás. Eso mereces. Nada más.
 
Por favor no le digas al mundo que mereces más. Inspiras lástima; mereces lástima.
 
¿Qué oportunidad tomar cuando no hay oportunidad? mandar todo al carajo y construir tu propia oportunidad.
 
¿Quieres cantar? Manda al carajo a los productores de música. Compra una bocina y un micrófono y canta en la plaza, en el restaurante de la esquina, en el mercado, en el bautizo del sobrino de tu comadre.
 
¿Quieres escribir? Manda al carajo a las editoriales. Lee como nadie y escribe como nunca. Ahorra y publica tu propio libro del tema que quieras y lo repartes por todos lados.
 
¿Quieres actuar? Manda al carajo a las compañías de teatro. Escribe un monologo y pruébalo en todas partes. Literal. Habla con el gerente del centro comercial, súbete a una banca y actúa. Grábalo y súbelo a tus redes sociales.
 
¿Quieres trascender? Manda al carajo a los cancerberos que dicen por aquí no pasarás. Construye tu puerta. Busca tu público y ejecuta.
 
Ejecuta. Siempre ejecuta.
 
La idea de Piensa Fuera de la Silla fue rechazada por más de cuarenta periódicos. Hasta que dije me vale, yo lo hago. Ahora tengo una audiencia increíble que no deja de crecer.
 
Nadie me invitaba a dar un taller o una conferencia. Entonces inventé mi propio ciclo de talleres y conferencias.
 
Más fácil habría sido regresar a casa para lamer mis heridas. Pero eso nunca fue una opción.
 
Te advierto que el camino que te propongo es un camino difícil. Muy difícil. Es un camino en el que nunca dejas de aprender. Es un camino en el que tendrás problemas. Es un camino en el que encontrarás detractores y críticos. Todo esto dolerá. Pero será el mismo dolor que sientes después de entrenar.
 
La métrica que importa es la satisfacción del trabajo bien hecho. Aléjate del juego de la vanidad. No te pierdas en la búsqueda del aplauso. Lo que importa es tu propuesta que al principio no será perfecta. Tu deber es ejecutar. Lo que se ejecuta, se analiza y se mejora. Tendrás que moverte para aprender porque el conocimiento de las personas que se desenvuelven en los niveles que deseas alcanzar, no se encuentra cerca de tu casa. El Messi que admiras no se encuentra jugando futbol en tu barrio. Las ideas de Tony Robbins no las encuentras dentro del grupo de excompañeros de la escuela. Nadie que es grande se limita a un espacio. A un tipo de plática. A un grupo de amigos.
 
Deberás dejar atrás muchas cosas. Lo que te dolerá. Pero será un dolor pasajero porque la recompensa será más grande.
 
No esperes comprensión porque no la encontrarás. Porque el sueño que llevas dentro es tuyo. Nadie más lo espera. Y nadie más lo deseará por ti.
 
Espera problemas porque nada que valga la pena es sencillo. Espera críticas porque todos te verán conducir por el sentido contrario. Espera que en algún momento te preguntes si perdiste la cordura.
 
Espera. Sigue. Y construye tu recompensa.
La recompensa del trabajo bien hecho.
La recompensa de cumplir tus sueños.
 
LA RECOMPENSA DE CUMPLIR TUS SUEÑOS
 
#PiensaFueradelaSilla
 
Inscríbete gratis en la lista de difusión de #PiensaFueradelaSilla. Forma parte de las 220personas que reciben notas de audio que envío directo a tu celular, con tips e ideas estratégicas por Whatsapp.
 
Agrégame primero a tu lista de contactos como Raúl Gabino. Este es mi número: +52 1 8341309459 y envíame un mensaje con tu nombre completo y la palabra inscribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *