Los estúpidos se precipitan

Los estúpidos se precipitan

La fuerza no debe combatirse con fuerza. 

No intentes vencer en el juego del punto más fuerte. 

No te precipites a responder de la misma manera. 

El fuego no se apaga con fuego. 

Si recibes un grito, responde con tranquilidad. 

Si recibes desesperación, responde con confianza. 

Si en tu entorno reina el desorden, sé la persona que no será presa de sus emociones. 

Antes de responder, hazte la siguiente pregunta:

¿El insulto existe o son mis emociones las que lo hacen real?

El valor debe acompañarse de la discreción. 

Tienes en tu poder una fuerza enorme llamada albedrío.

Usalo a tu favor. 

Reflexiona tus movimientos. 

Controla la situación.

Sé la persona que actúa con sabiduría en la habitación. 

 Nunca te precipites a responder de la misma manera. 

#PiensaFueradelaSilla

#AtletaMental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *