¿Y qué pasa si naces maceta y quieres salir del corredor?

¿Y qué pasa si naces maceta y quieres salir del corredor?

El mundo que observamos, no lo observamos con nuestros ojos. Es nuestro cerebro el que construye nuestra visión. 

La realidad que interpretamos, no la interpretamos con nuestros sentidos. Es nuestra mente la que desarrolla nuestra interpretación. 

Todo lo que vemos y sentimos es una traducción del mundo. 

¿Qué sucede si el traductor se equivoca?

Nuestra realidad se distorsiona. 

¿Será posible utilizar la distorsión de la realidad a nuestro favor?

Investiguemos. 

Las ideas son para el pensamiento lo que el átomo es a la materia. 

Las ideas son un elemento esencial en la construcción de nuestra personalidad. 

“El que nace para maceta, nunca sale del corredor”. Esta frase inserta una idea en tu mente y en tu alrededor.

La idea que se inserta en tu mente es que todo se encuentra programado. Y lo único que te queda es aceptarlo. 

¿Y qué pasa si naces maceta y quieres salir del corredor?

Experimentemos. 

Hagamos una lista de todo lo que tenemos en contra:

Crisis. Inestabilidad. Pandemia. 

Ahora haz una lista de todo lo que tienes en contra:

Situación familiar. Pocos recursos. Falta de habilidades. 

Por lo que parece que seguirás en el corredor.

El mundo que observamos, no lo observamos con nuestros ojos.

La realidad que interpretamos, no la interpretamos con nuestros sentidos. 

¿Todo lo que tienes en contra está en tu contra? 

¿Es la realidad o es una interpretación hecha por ti?

Ahora piensa:

¿Qué pasa si naces maceta y quieres salir del corredor?

Haces crecer tus raíces. Rompes la maceta. Creces y te olvidas del corredor. 

El principal distorsionador de la realidad es el crecimiento. Úsalo a tu favor. 

Pintura: “La joven de la perla”

Johannes Vermeer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *